Fundamentos

El judo en pie se fundamenta en provocar el desequilibrio del rival y mantener el propio.

Rei (Saludo):

Dos saludos diferentes, saludo en pie tachi-rei o ritsu-rei y saludo de rodillas za-rei.

Shishei (Postura):

En el Judo hay dos posiciones, posición natural Shizen-Tai y posición defensiva Jigo-Tai.

Kumikata (Agarres):

No hay un Kumikata (agarre) impuesto, pero si hay un kumikata fundamental que es el aconsejado para el progreso técnico. Este agarre, llamado agarre tradicional (de derecha), consiste en que tori agarra con su mano izquierda la manga derecha del judogi de uke (al que le hacen la técnica) por la parte externa a la altura del codo y con la mano derecha, la solapa izquierda de uke.

Shintai y Tai-Sabaki (Desplazamientos):

El Shintai consiste en el desplazamiento de los pies en todas las direcciones empleando las diferentes marchas (Ayumi-Ashi, Tsugi-Ashi). Las diferentes “marchas” deben efectuarse en Suri-Ahi (marcha deslizante). El Tai-Sabaki consiste en el movimiento giratorio del cuerpo.

Chikara-No-Oyo (Uso de la fuerza):

El principio de la base consiste en servirse de la fuerza del adversario. Si uke empuja, tori (él que realiza la técnica) cede y tira de él. Si uke tira, tori cede y le empuja.

Kuzushi (Desequilibrio):

El empleo del Kuzushi permite proyectar a un adversario incluso más pesado o más potente, porque cuando está desequilibrado, pierde toda posibilidad de servirse de su potencia. Los desequilibrios son infinitos pero básicamente se enseñan ocho: Atrás, adelante, izquierda, derecha y las cuatro diagonales. Se puede denominar también el asterisco de los desequilibrios, siguiendo los puntos que forma el asterisco en todas sus direcciones.

Tsukuri (Preparación):

El Tsukuri consiste en colocar a uke en la posición más apropiada para la ejecución de una técnica de proyección y en unas condiciones tales que no pueda defenderse. Al mismo tiempo, tori se coloca igualmente, en la posición más favorable que le permita el máximo de eficacia.

Kake (Proyección):

El Kake es la continuación del Tsukuri hasta concluir la técnica. En realidad el Tsukuri y el Kake forman una unidad, son inseparables aunque para su estudio y explicación se hace por separado.

Ukemi (Caídas):

Se puede decir que las caídas son el A, B y C del judo. No es posible ningún progreso real si no se llega a dominar las principales caídas, a coordinar y automatizar los diferentes movimientos que permiten efectuar sin choque ni dolor las caídas más variadas. Existen diferentes tipos de caídas: Ushiro-Ukemi (hacia atrás), Yoko-Ukemi (de costado), Mae-Ukemi (hacia adelante) y Mae-Mawari-Ukemi o Zempo-Kaiten-Ukemi (de frente rodando).

Uchikomi (Entradas):

Es la automatización de las técnicas a través de las repeticiones. Tiene como objeto lograr la velocidad, potencia y resistencia.

Tandoku-Renshu (Estudio solo):

Se trata de hacer repeticiones de las técnicas sin compañero, con vistas a obtener la coordinación de movimientos y adquirir velocidad y automatismo. Se puede practicar frente a un espejo, en las espalderas, etc.

Sotai-Renshu (Estudio con un compañero):

Estudio técnico para aprender o perfeccionar una técnica. Es una forma de Uchikomi en estático o en desplazamiento proyectando o sin proyectar a uke que no resiste.

Yaku-Soku-Gueiko (Estudio en desplazamiento proyectando):

Es la forma de entrenar más difícil de efectuar correctamente. A menudo los participantes la confunden con el Randori. Es conveniente realizar esta forma de trabajo ya que, la finalidad del Yaku-Soku-Geiko es permitir el estudio sobre un compañero en desplazamiento, educar los reflejos, mejorar los desplazamientos y perfeccionar las técnicas y las caídas.

Randori (Práctica Libre):

la expresión libre de todas las técnicas que se conocen con el fin de llegar a obtener una eficacia real de las mismas ante un oponente que persigue el mismo fin. Muchos judokas practican el Randori como si fuera una competición, sin embargo, hay una diferencia entre las dos cosas, sobre todo, en el espíritu. En el Randori, que es una forma de entrenamiento, el practicante no debe tener aprensión a caer. El cuerpo y el espíritu deben estar completamente relajados, es la única forma de sacar el máximo provecho al Randori.

Shiai (Competición):

Por la práctica de la competición, el judoka fortifica su espíritu, aumenta su control y comprueba los resultados de los conocimientos adquiridos, con su máxima eficacia. El judoka no debe olvidar que la competición debe ser un medio de mejorar su judo y no un fin.

Renraku-Waza (Combinación):

El combinar o encadenar unas técnicas con otras. Hay tres formas de realizarlo: cuando se realiza una técnica en pie con otra en pie, cuando se realiza una técnica en pie con otra en suelo y cuando se combine una técnica de suelo con otra de suelo.

Renzoku-Waza (Continuación):

También Gonosen-Waza, es la realización de las técnicas que se suelen aplicar inmediatamente después del ataque del adversario, aprovechando su impulso y su desequilibrio en el ataque.
Renraku-Henka-Waza (Técnicas de conexión-cambio).
Kaeshi-Waza / Gaeshi-Waza (Contraatacar Anticipándose).
Fundamentos de lucha en el judo suelo o Ne Waza
Movimientos básicos de defensa
Los movimientos básicos de defensa en el suelo o Ne Waza en judo más característicos son los siguientes:

Encogerse sobre sí mismo para no dejar entradas posibles, con el fin de ofrecer la menor superficie de contacto a uke.
Intentar trabar las piernas de uke para derribarlo.
Hacer “camarón”, es decir, encogerse boca arriba y defenderse con los pies.
Desplazarse en el momento que uke intente atacar.
Girarse sobre sí mismo rápidamente.
Principio salida de las inmovilizaciones

Ejecución de un movimiento de judo llamado o-soto-otoshi.
Para escapar de una inmovilización en judo hay que tener en cuenta la separación, obstaculización, flotación, desequilibrio, giro y lo siguiente:

Buscar el punto débil de uke y concentrarse en él.
Atacar los puntos de apoyo de uke y controlar la respiración.
Hacer movimientos rápidos para evitar que uke fije sus agarres o debilitarlos.
Moverse y girar en un sentido y cuando uke contrarreste girar en un sentido contrario.
Hacer el puente o la “gamba”.
Intentar separarse empujando con las manos y girarse cuando se haya conseguido.
Girar al lado contrario donde uke hace la mayor presión.
División de las técnicas en judo
nage-waza (técnicas de proyección): son aquellas técnicas en las cuales se busca desplazar el centro de gravedad del oponente para que este pierda el equilibrio y luego derribarlo.
osae-komi-waza (técnicas de inmovilización): son aquellas técnicas que ejercen un control por encima y de forma aproximadamente opuesta al oponente, evitando que se ponga de pie. Algunas de estas son: “kesa gatame” (control en bandolera, triangular) y shiho gatame (control por cuatro puntos).
shime-waza (técnicas de estrangulación): son aquellas técnicas que controlan al oponente estrangulando su cuello mediante la/s mano/s, pierna/s o solapa/s. Solo se pueden realizar con cierta edad. (cadete o sub 17 y superiores).
kansetsu-waza (técnicas de luxación): son aquellas técnicas que con ayuda y control de la/s mano/s, brazo/s, pierna/s, axila o abdomen, se efectúan en lo deportivo solo sobre la articulación del codo, exclusivamente mediante acciones de extenderlo o torcerlo; para inmovilizar al oponente. Solo son reglamentarias a partir de cierta edad(véase estrangulaciones). Sin embargo el judo como arte marcial las desarrolla de manera similar al jujutsu tradicional, en varias de las articulaciones, en solitario y de manera simultánea. Y en las formas o kata, contra ataques con armas tradicionales y armas de fuego.
atemi-waza (técnicas de golpe): son aquellas técnicas derivadas del jiu-jitsu y del kárate (disciplina que asimismo adoptó el uniforme, los grados por cinturón, y los barridos a los pies del judo), que se efectúan antes, o durante un lanzamiento, segado, barrido o inmovilización. En el judo como defensa personal se golpea con el puño, a mano abierta y con los pies; a puntos vulnerables y vitales. No son muy divulgadas, y se encuentran en algunas formas o kata. Sin embargo aún se enseñan, a partir de los grados Dan.
kuatsu-waza (técnicas de reanimación): se efectúan a manera de primeros auxilios, basadas en el masaje, la comparación segmentaria, y el uso de puntos de presión