El 2020 fue un año que cambió para toda la humanidad debido a la pandemia de la Covid-19, causó estragos también en el mundo deportivo como nunca antes, lo que provocó el aplazamiento de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 así como la cancelación de varios eventos.

En el Día Internacional de la Salud todo este terrible proceso cobra más valor, por eso, el Comité Olímpico Internacional quiso honrar a todos aquellos atletas que además de sopesar la postergación de los Juegos y continuar con sus entrenamientos desde casa, enfrentaron la pandemia desde la primera línea.

Una de ellas es Paula Pareto, la campeona olímpica en judo que además es traumatóloga y que se desempeña en su vida profesional en un hospital de su natal Argentina. El pasado año fue especialmente duro para ella, ya que tuvo que lidiar con la combinación del aplazamiento de los Juegos, la cancelación de torneos y estar en primera línea de batalla contra la Covid-19.

“Nosotros hacemos el trabajo de segunda, ayudando a ellos [la planta Covid], como ayuda todo el equipo de salud que está viniendo al hospital. Y obviamente atendiendo a la par a los pacientes que son exclusivamente de traumatología. Hemos tenido algunos pacientes nuestros, internados por patologías traumatológicas con la enfermedad, con la infección, así que con un montón de cuidado como para poder ayudarles a ellos y también ayudarnos a nosotros y no propagar la infección, sino tratar a cada paciente de la mejor forma posible”, contó para el Olympic Channel.

Paula es la primera mujer en ganar un oro olímpico individual en judo para Argentina y está en la lucha por asegurar su plaza en Tokyo 2020, lo que representarían sus cuartos Juegos Olímpicos.

*Con información de Tokyo2020